Demolitor, la barra energética peruana hecha de insectos premiada en el mundo

En 2017, los hermanos Eduardo y Rayza Lama, junto a Renzo Cateriano, emprendieron un proyecto de nombre Ento Piruw que tiene a los insectos como principal atractivo. Un año después crearon Demolitor, una barra energética para deportistas que mejorara su desempeño físico y combate la anemia. 

Con la tendencia alta de comer insectos en lugares como en La Selva aquí en el Perú o en las calles de Pekin (China) y algunas ciudades de Europa, los hermanos Eduardo y Rayza Lama, junto a Renzo Cateriano, decidieron emprender un proyecto teniendo a los insectos como principal atractivo. Fue así que a inicios de 2017 crearon Ento Piruw (la primera palabra en alusión a los animales invertebrados. La segunda, a la fonética del Perú antiguo). “Empezamos con varios insectos, entre ellos, los grillos, pero su crianza no es tan sostenible como se cree”, cuenta Eduardo, ingeniero agrónomo de profesión.

Luego optaron por el tenebrio molitor (gusano de harina), aprobado y recomendado por la FAO (Food and Agricultural Organization) desde 2013 por sus altos valores nutricionales -el doble de proteína y ocho veces más hierro comparado con la carne de res- y una producción ecosostenible. 

Estas larvas, cuentan, requieren una mínima cantidad de agua. Además que se puede rehusar las cáscaras de fruta y verdura desinfectadas –que normalmente son desechadas- para su alimentación. “El insecto, en su cuerpo, lo convierte en proteína y hierro”. Los insectos, asegura Lama, están en constante crianza. Un grupo está destinado a que sea procesado y el otro a la reproducción.

Fuente: El Comercio

 

Compartir en facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google
Compartir en Linkedin
Share On Youtube
Mándanos un correo