Opinión

Este es el sentir colectivo en el día del ambiente Señor Ministro:

CULTIVOS ECOLOGICOS EN VEZ DE CULTIVOS TRANSGENICOS

Ing. Msc. Pilar Vicentelo1 Red de Agricultura Ecológica del Perú (RAE-PERU)

La crisis política ha desatado el resurgimiento de la pobreza económica monetaria en nuestro país, con un incremento de 1.5% con respecto al año 2022. Siendo esta una gran limitante para nuestro desarrollo, hay que tener presente que existe una crisis mayor global, como es e l cambio climático.

La crisis ambiental en Perú tiene varias aristas, siendo una de ellas la desregulación ambiental acelerada promovida por el poder ejecutivo y el congreso mediante la modificación de leyes. Los principales ejemplos son: la ley 31973 dada por el congreso, que instaura disposiciones para acelerar la deforestación; el decreto supremo N° 004-2024-MINAM emitido para favorecer la expansión minera; y la modificación de la ley 29811 (articulo 3) , que busca el ingreso de los cultivos transgénicos antes del tiempo establecido (año 2035).

El MIDAGRI tiene por mandato “mejorar el manejo de los recursos naturales para la producción agrícola sostenible2, de modo tal que valdría la pena revisar que tan sostenible es el fomento de los cultivos transgénicos.

Según diversos estudios, los cultivos transgénicos surgieron comercialmente en el año 1994 después de varias pruebas de campo en soya y algodón transgénicos, implementadas por las empresas multinacionales Monsanto y Calgene. Prometían la reducción del hambre mundial y la lucha contra el cambio climático. Así mismo, se argumentó que su fomento tendría un impacto positivo en la reducción del uso de agroquímicos, ya que se desarrollarían variedades resistentes a plagas y enfermedades. Sin embargo, esto no ha ocurrido; por el contrario, el uso de agroquímicos se ha incrementado y, especialmente, en los países impulsores de cultivos transgénicos como Brasil. Se sabe que “desde mediados de los años 1990, el continente americano es el mayor consumidor de pesticidas, con un aumento de 191% en su uso entre 1990 y 2021, para alcanzar 1,78 millones de toneladas…Brasil es el mayor consumidor mundial de pesticidas ”3.

El impacto más evidente que ha tenido el ingreso de los cultivos transgénicos durante estas décadas ha sido el incremento en el uso de herbicidas, debido a que han desarrollado variedades resistentes a estos productos. Esto confirma una vez más que cuando se plantea “reducir el uso de agroquímicos”, en realidad lo que se está diciendo es “hay que usarlos siempre y depender de ellos”.

Queda claro entonces que el avance de estos cultivos, al igual que el del paquete de la revolución verde introducido en el año 1940, ha sido promovido por la industria agroquímica concentrada en empresas transnacionales como Bayer y Basf, que son las únicas beneficiadas con este negocio: vender las semillas transgénicas y los agroquímicos que las sostienen.

Cabe entonces esta pregunta:

¿El MIDAGRI está promoviendo tecnologías sostenibles según su mandato o está siendo complaciente con los consorcios transnacionales de agroquímicos?

Por el contrario, existe desde hace más de 40 años un colectivo de actores de la agroecología que no beneficia a este tipo de empresas, sino a la agricultura familiar. El MIDAGRI promulgó la Ley de promoción de la agricultura orgánica (29196) en el año 2008 y desde entonces, NO SE CUMPLE.

El área de cultivos ecológicos, así como el número de agricultores ecológicos crece cada año calculándose a la fecha alrededor del 6.5% de las unidades agropecuarias. La demanda de alimentos saludables (libres de agroquímicos) se encuentra en franco crecimiento a nivel mundial; organismos especializados internacionales, como la FAO, han asumido que esta es la mejor forma de producir alimentos: con rentabilidad, mejoras en la calidad de vida, promoción de la alimentación saludable y protección ambiental (particularmente importante en los programas de adaptación al cambio climático).

El propio MIDAGRI ya ha declarado 8 zonas de agrobiodiversidad a nivel nacional, que son espacios de protección y promoción del germoplasma local ancestral4. Este material genético es clave para la lucha climática y la seguridad alimentaria nacional, y si se aprobara el ingreso de cultivos transgénicos sería un grave atentado contra su conservación.

La agricultura ecológica está creciendo sin el apoyo del gobierno, gracias a los esfuerzos de las familias campesinas y de la sociedad civil organizada. Hoy ya está vendiendo sus productos a programas sociales como Qali Warma. El ingreso de transgénicos pondría en gran riesgo también este tipo de alimentos de cadenas emergentes que atienden a poblaciones infantiles vulnerables.

Más allá de lo que sea verdadero o falso sobre los transgénicos, la conciencia del PRINCIPIO DE PRECAUCION sobre la masificación de estos cultivos debe primar, y con mayor razón si ya hay una solución para la pobreza y la crisis ambiental que se encuentra creciendo antes nuestros ojos: la agricultura ecológica.

Es hora de cumplir la Ley 29196 e implementar con la celeridad que a veces sorprende del Estado, el PROGRAMA NACIONAL DE AGROECOLOGIA.