Blog

LOS PLAGUICIDAS EN NUESTRA MESA PERO NO EN LA AGENDA PÚBLICA

#CAP - Noticias CAP abril 15, 2024
Créditos: Salud con lupa

Los plaguicidas están diseñados para combatir plagas y enfermedades en la producción agrícola y pecuaria, y son potencialmente tóxicos para las personas, el ambiente y la biodiversidad y pueden tener efectos agudos y crónicos en el ser humano, dependiendo de la forma en que la persona se expone a la sustancia y la cantidad.

Los plaguicidas químicos en particular, son peligrosos por su alto grado de toxicidad y manejados de forma excesiva o inadecuada causan efectos letales en la salud de los agricultores, consumidores y en la biodiversidad.

Los plaguicidas químicos, se clasifican de acuerdo al grado de toxicidad, siendo los de etiqueta roja los más peligrosos y los de etiqueta verde los que registran un menor grado de toxicidad; pero lamentablemente estos últimos, son de menor aplicación en los cultivos debido a su alto costo. Casi la totalidad de estos productos son importados. Muchos de estos plaguicidas son prohibidos en los países del norte, como es el caso, del Imidacloprid, de la multinacional Bayer, pero que se utiliza en el Perú para aplicar a la producción agrícola de consumo interno.

El Presidente del Consorcio Agroecológico Peruano (CAP) señalada que “se necesita establecer una política de regulación más estricta para el comercio y uso de plaguicidas, y eso es factible” porque nos enfrentamos al “uso indiscriminado de plaguicidas es cada vez mayor en el país. Hasta ahora ningún ministro ha mostrado su preocupación. Esperamos que el Ministro Ángel Manero, conocedor del problema actúe para proteger la salud de los consumidores y detener los impactos a los ecosistemas productivos”.

El Ing. Gomero explica que existen medidas muy interesantes y efectivas que se están tomando en otros países vecinos como Ecuador, donde, “se está estimulando a los agricultores para que implementan buenas prácticas agrícolas através del acceso a un crédito bancario de menor costo. Los productos reciben certificación, acceden a los mercados, y eso sirve para que muchos agricultores vean con más interés el uso adecuado de plaguicidas. Otra medida efectiva es retirar del mercado aquellas moléculas que representan un riesgo por su impacto al ambiente y la salud pública. Cada país es autónomo, pero en el caso de Perú, ese proceso es muy lento”, finaliza el presidente del CAP.

Existen alternativas como los plaguicidas biológicos que además de ser amigables al medio ambiente, su enfoque es preventivo e integral, por ejemplo, una de las técnicas que utiliza el Ing. Gomero, presidente del CAP en el fundo agroecologico HECOSAN, son las trampas de feromonas o sexuales para controlar plagas de lepidócteros como el cogollero, mazorquero y polillas de las crucíferas, estas feromonas se encuentran el mercado y son de fácil aplicación. Los pequeños y medianos agricultores, que abastecen el mercado interno, están abandonados.

Es muy preocupante la falta de decisión de organismos como SENASA, DIGESA y DGAAA (Dirección General De Asunto Ambientales Agrarios) para retirar del mercado los plaguicidas neonicotinoides como el Imidacloprid que tanto daño está causando a los polinizadores, sin considerar que de ellos depende en mucho la seguridad alimentaria de todos nosotros.

A esto se suma otro hecho muy preocupante. Según informes del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), solo el 7.5% de los agricultores asistencia técnica. En realidad, los únicos que llegan a las fincas de los agricultores son los vendedores de agroquímicos. Es decir, están abandonados a su suerte y sin ningún tipo de asistencia técnica. A esto se debe que utilizan en forma desproporcionada los plaguicidas, sin considerar las indicaciones del envase, cuando se ve sobrepasado por las plagas y enfermedades, creyendo que a mayor cantidad mayor efecto contra las plagas. Además, abandonan los envases en el campo, en los canales de riego, en los ríos, sin considerar que son materiales altamente peligrosos.

Es urgente que el Midagri instituya un sistema nacional de asistencia técnica para los agricultores familiares para corregir este grave problema en forma sostenible.

Frente a esta situación crítica de inacción del estado, el CAP, Salud con Lupa, la Red de Agricultura Ecológica del Perú y otras organizaciones de la sociedad civil, han realizado dos monitoreos ciudadanos (Lima, Callao, Huánuco, Cusco, Huaraz, Arequipa) han revelado que más del 60% de las muestras colectadas muestran que nuestros alimentos contienen hasta 30 plaguicidas en cantidades no permitidas y más allá de los límites máximos permitidos.

Además, el CAP ha presentado al Midagri una “ Propuesta de plan para la reducción del uso de plaguicidas en el Perú”1 el cual tiene por objetivo: “Establecer elementos de análisis y de política para tomar decisiones para prevenir, reducir y controlar los impactos y los riesgos causados por el uso y manejo de plaguicidas sobre el medio ambiente y la salud a nivel de las actividades agropecuarias”.

Finalmente, una buena noticia. El jueves 11 de abril, esta propuesta fue dada a conocer y entregada al nuevo ministro de agricultura, Sr. Manuel Manero Campos, quién visito las instalaciones de nuestro aliado Conveagro, donde el presidente del CAP tuvo la oportunidad de compartir la agenda de nuestra organización respecto al tema de los plaguicidas donde se solicita: “El retiro del mercado de plaguicidas altamente peligrosos para la salud humana y el medioambiente y un mayor control de la contaminación y presencia de residuos plaguicidas enlos alimentos, de acuerdo con los resultados del monitoreo ciudadano realizado en Lima yregiones.

1Gomero Luis. Propuesta de plan de reducción del uso de plaguicidas en el Perú https://consorcioagroecologico.pe/wp-content/uploads/2024/04/Plan-Nacional-de-Reduccion-del-Uso-de-Plaguicidas-Luis-Gomero-2021.pdf